Un gato de la calle se enamoró a primera vista al ver a una niña en silla de ruedas

La historia de este gato es muy particular, debido a que luego de pasar una gran parte de su vida siendo un animal más de la calle por abandono, en pocas semanas terminó conociendo y encariñándose con quien sería su futura dueña y compañera de vida.

Chris Poole, es un rescatista que se dedica a ayudar a los animales que encuentra abandonados o perdidos en la calle. Sale todos los días a recorrer las calles y no tarda mucho tiempo en encontrar gatos y perros que tienen hambre. En uno de estos últimos recorridos se cruzó con un gato que nunca había visto en el vecindario. Se trataba de un bonito gato de ojos azules que estaba hambriento y que al mismo tiempo sentía cierta desconfianza hacia los humanos.


© Foto: YouTube / Cat Man Chris

Pero a Chris no le importó esta desconfianza. Estaba decidido a ayudarlo. Así fue cómo estuvo durante semanas alimentando a este gato callejero, al que le llevaba comida todas las tardes. Sin embargo, y cuando se dio cuenta de que este gatito empezaba a relajarse y ganar confianza, concluyó que necesitaba ser llevado a un refugio para encontrarle una familia adoptiva.

Así lo trasladó a Suncoast Animal League, un refugio ubicado en Palm Harbor, Florida. En este refugio lo bautizaron como "Sinatra", y en pocas semanas se adaptó completamente al lugar. Claramente, tenía ganas de vivir, ser libre y conocer una familia que lo amara.


© Foto: YouTube / Chris Poole

Larrisa, una empleada del refugio, recordó que semanas antes se había presentado en el refugio una madre con su hija que buscaban un gato para adoptar. Sin embargo, y debido a que la joven se desplazaba en silla de ruedas, ningún gato se acercaba a ella. Escapaban cuando escuchaban el ruido de la silla de ruedas eléctrica.


© Foto: Facebook / Chris Poole

Lori Griggs se presentó en el refugio con su hija Kiley, quien a pesar de estar en silla de ruedas se mostraba muy positiva y con ganas de dar amor a un gatito. Habían recorrido varios refugios, pero siempre sin éxito. Sin embargo, algo distinto sucedería con Sinatra.


© Foto: Facebook / Chris Poole

Apenas vio a Kiley, Sinatra se acercó a ella y se acomodó en su regazo. Fue como amor a primera vista. El gatito se mostró cómodo y relajado sentado en su regazo y nunca más quiso apartarse de ella.


© Foto: Facebook / Chris Poole

Hoy en día son inseparables, Sinatra permanece siempre al lado de Kiley. Apenas despierta, el gatito está allí con ella para hacerle compañía. Y hasta comparten los momentos en los que ella debe hacer sus tareas escolares. Sinatra solo quería dar y recibir amor. Una segunda oportunidad más que merecida.