Un 'peligroso' perro dóberman juega con un bebé

Esta perra dóberman llamada Lily y el bebé de 1 año, llamado Addison, son dos grandes amigos en este hogar de Chicago.

"Al menos una vez al día ella está tratando de jugar con Addison" , cuenta la dueña de la perra dóberman, Ashley Breuer. "Lily ha sido entrenada para jugar inofensiva e inocentemente con Addison, para enseñarle a jugar y relacionarse con los animales desde pequeña".

Su madre, Ashley, cuenta que Lily no es una perra agresiva y que siempre actúa como protectora de Addison.

A la adorable pareja le encanta jugar, y cuando Addison está alegre y riendo en el piso de la sala, Lily juega dulcemente con ella de manera animada y durante largas horas.

"Durante el momento de la cena, los bebés siempre desparraman alimentos, por lo que Lily obviamente ama ese beneficio", bromeó Ashley.

Un conmovedor testimonio que nos enseña que los perros no nacen peligrosos, sino que son los dueños quiénes los vuelven agresivos cuando los entrenan para ser violentos aprovechando su gran fortaleza física.