Un pequeño zorro muy agradecido con el hombre que lo liberó de una lata de comida

Los animales tienen una curiosidad constante, lo que muchas veces los lleva a introducir la cabeza donde no corresponde, como hizo este pequeño zorro.

Recorriendo el amplio jardín de la casa, este zorrito encontró una lata de comida en el césped, ante la cual tuvo la mala idea de introducir la cabeza, supuestamente, para buscar comida o por simple curiosidad.

Pero cuando intentó quitar de allí su cabeza, se encontró con un grave problema: no podía, ya que había quedado atorada.

Su dueño, quien ya conoce bien la curiosidad de este zorrito, sabe que tiene que estar detrás suyo para que no se meta en problemas, como en este caso.

Así, acercándose al animal, pudo ver que efectivamente necesitaba ayuda después de dejarlo solo durante un rato.

En pocos segundos pudo jalar de la lata hacia arriba y la cabeza del zorrito quedó al descubierto. Pero lejos de escaparse corriendo, el zorro se quedó allí, junto al hombre, en clara señal de agradecimiento.