Un perrito de la calle que se recuperó de las heridas y le ganó a su ánimo devastado

Precaución: las imágenes del siguiente video son un poco fuertes y pueden herir la sensibilidad del espectador. Se recomienda discreción.

Animal Aid Unlimited recibió la noticia acerca de un perro que había sido atropellado por un coche al costado de una carretera. Se encontraba tan herido como pocas veces vieron los rescatistas.

Una de sus patas delanteras había sido aplastada y estaba colgando de su piel, cubierta en sangre. Además, este inocente perrito tenía un enorme agujero en su cara, producto del impacto con el coche. Sentía tanto dolor que se mordía frenéticamente la pata en un desesperado intento por amainar tanto sufrimiento.

En primer lugar, le aplicaron medicina para el dolor. Luego lo sedaron para poder curar sus heridas. Sus dientes se habían incrustado contra la carne de su hocico debido al gran golpe recibido.

Su pata estaba destrozada, por lo que más allá de la curación, decidieron que lo mejor sería amputarla. Pero la batalla de Jeremy estaba lejos de terminar. Sus heridas podrían tomar varias semanas para sanar, pero no sabían si podrían curar su espíritu quebrantado.

Incluso después de varias semanas, su ánimo estaba atormentado y muy triste. El gran equipo de Animal Aid Unlimited intentó todo para que recuperara las ganas de vivir, e incluso los cachorros hicieron lo suyo para ayudarlo.

Pasaron las semanas y sus heridas sanaron. Y cuando ya parecía que no volvería a ser feliz, Jeremy ganó la batalla y volvió a la vida de la manera más hermosa que te puedas imaginar.