Un perro intenta robarse de la encimera una provocativa croqueta, ¿lo logrará?

Este perrito ha quedado solo en la cocina y se ha encontrado con un pequeño pedazo de comida sobre la encimera. Como cualquier perro, independientemente de que tenga o no hambre, su deseo se marcó en sus ojos y no lo pudo evitar. Pero la encimera es tan resbaladiza que la expedición se hace inmensamente difícil.

Argus trata desesperadamente de llegar al pedazo de comida sobrante en la encimera de granito resbaladizo. No te preocupes si te da pena que el perrito no pueda llegar a tomar su comida: luego del video apareció la dueña y le entregó la comida a Argus.

En el video podrás observar sus obstinados intentos con sus patitas para poder llegar al tan preciado botín.

Su dueña también explicó que Argus lleva en el cuello un collar de vibración. Se siente como tener un teléfono que vibra al lado de su cuello y sirve sólo para llamar su atención y recordarle las reglas, ya que él es todavía joven e impulsivo.