Un perro que odia la Navidad y especialmente el canto de su dueño

Miles de historias divertidas y anécdotas absurdas se producen año tras año en la época de las fiestas, tanto en Navidad como en Año Nuevo.

Así, mientras muchos animales suelen divertirse y entretenerse con las luces, los regalos y los árboles de Navidad, también están los otros que reniegan de Papá Noel y se asustan con los fuegos artificiales.

 

Tal es el caso de este perro, que unos días antes de Navidad tuvo que soportar en carne propia el canto desafinado de su dueño, quien en el momento más inoportuno y cuando el perro estaba sobre el sofá, se puso a cantar de manera no tan profesional.

Aquí podemos ver cómo el perro sufre cuando su dueño tiene la alegre idea de comenzar a cantar una canción navideñaDesafinando un poco a propósito y otro tanto por falta de talento, su dueño canta y disfruta al observar a su perro molesto por el canto, quien parece pedirle con sus gestos que deje de cantar cuanto antes.