Un perro quiso tomar un atajo pero quedó atrapado entre hierros

Los perros acostumbran andar de aquí para allá, especialmente cuando son jóvenes. Pero sucede que a veces terminan en problemas. Como le ha sucedido a este perro que quiso atravesar una reja y quedó atorado.

De esta manera, cuando el perro quiso tomar un atajo para llegar a su casa, nunca imaginó que se quedaría atrapado entre los hierros de la reja del vecino.

Cuando fue visto por los vecinos en esa situación, intentaron ayudarlo para que saliera, pero no fue suficiente. Si lo forzaban demasiado, lo podrían haber lastimado.

Por lo tanto, llamaron a los bomberos, quienes con mucha paciencia y una herramienta eléctrica especial que llevaron, pudieron abrir los hierros y con un leve empujón, el perro se pudo liberar.

Para terminar este rescate de manera elogiable, los bomberos, posteriormente, volvieron a cerrar la reja y a dejar todo en perfecto estado. Suponemos, además, que el perrito habrá aprendido la lección.