Un perro vigila por más de una semana el cuerpo de su amiga atropellada

Un perro con el corazón roto por su amiga que fue atropellada por un carro, le ha hecho guardia por más de una semana. El perro ha sido adoptado por los aldeanos de Flippkova, en la región de Perm, Rusia. Él no permitía que nadie se acercara a ella, y trataba de mantenerla caliente con su propio cuerpo.
 
Comenta la residente del lugar, Lyudmila Laisheva, "los llamamos Romeo y Julieta; habrá un montón de hogares para él cuando se dé cuenta que ella no regresará".
Este comportamiento sólo puede explicarse por los grandes lazos de amistad y lealtad que desarrollan los animales, y muy especialmente los perros. Muy equivocados están quienes afirman que los animales no tienen sentimientos y que sólo actúan por instinto.
 
Sin duda, la lealtad animal va más allá de la vida y la muerte. El amor por los seres que los acompañan en la vida, es un sentimiento que guardarán para siempre.