Un sheriff rescató a una perrita que fue abandonada en un parque y la terminó adoptando

Siempre es bueno saber que existen personas con un enorme corazón dispuestas a ayudar y dar contención a animales que se encuentran en problemas, como era el caso de esta perra de raza pitbull llamada Daisy, que estaba desanimada y esperando ayuda en un parque de Bloomington, Estados Unidos.

Lamentablemente, en la actualidad las personas viven apuradas y sumergidas en sus problemas personales, por lo que son muy pocas las que prestan atención a un animal hambriento y débil como estaba Daisy. Su tristeza era profunda al ver que todos la ignoraban. Pero hubo un hombre que la vio y quiso hacer algo por ella.


© Foto: Facebook / Rosie Ahlberg

Concluyó que lo mejor era llamar al sheriff local para que se presentara en el lugar y dispusiera su traslado a algún refugio. Así, cuando llegó Jeff, el sheriff de Bloomington, se dieron cuenta de que además de triste y con hambre, la perra estaba herida y con signos de haber sido maltratada.

Al verla en ese estado, Jeff la cargó en el coche y la llevó hasta el refugio de animales de Bloomington, en donde se encargarían de curar su salud y luego ponerla en adopción. Pero para su sorpresa, el lugar estaba cerrado. Ya con menos opciones decidió llevarla directamente a su casa, de forma momentánea.


© Foto: Facebook / Rosie Ahlberg

Pero una vez allí fue su pareja quien, al ver a Daisy, entró en un completo amor y supo que esa perra ya no se iría más del hogar. Además, apenas llegó al hogar supo integrarse bien con las otras mascotas, por lo que Jeff y su novia se pusieron de acuerdo en que querían adoptarla.

Al otro día la llevaron a una clínica veterinaria. Querían que Daisy estuviera fuerte, una perra bonita debía estar con toda la energía y confianza para volver a ser feliz, pensaron. Allí, en la clínica, contactaron a su antiguo dueño gracias al microchip que llevaba Daisy, quien comentó que la perra había sido atropellada por un coche, pero que a él ya no le interesaba tenerla en su hogar.


© Foto: Facebook / Rosie Ahlberg

Así Daisy comenzó un tratamiento. En el hogar de Jeff recibió todo el cariño y cuidados que necesitaba para recuperar su salud. Y, además, recuperó la confianza en los seres humanos.


© Foto: Facebook / Rosie Ahlberg

Hoy en día, juega con las otras mascotas y espera impacientemente en la puerta principal a que Jeff regrese del trabajo. Daisy encontró la familia ideal y así pudo superar un triste y cruel momento de su vida.