Un yak hambriento que no acepta un no como respuesta

Una pareja que se encuentra de paseo en el Arbuckle Wilderness Park, en Davis Oklahoma, es sorprendida por un yak en busca de alimento. La mujer le da un poco, pero una y otra vez el animal abre su boca a la espera de más comida, resultando una escena bastante chistosa, más aún con el buen sentido del humor de estas personas.  
 
Pero como si lo anterior fuera poco, mientras que se concentran en el yak hambriento, un camello los sorprende al otro lado del auto, también en busca de comida. El acompañante de la mujer sólo atina a darle de su refresco, tratando de que el camello saliera del auto.
 
 
El Arbuckle Wilderness Park es un lugar donde viven libremente en las montañas de Arbuckle, diversos animales silvestres, donde los turistas pueden visitarlos, e incluso darles alimento.
 
Si te sacó un sonrisa compártelo, dale "Me gusta" o déjanos tus comentarios.