Una divertida mantis religiosa haciendo punching ball

¿Quién no ha recibido la visita inesperada de un insecto en su casa? Todos. Y más aún cuando es verano o te encuentras en zonas tropicales.

Esta familia, que se encontraba cenando en una noche de mucho calor, recibió la visita de una mantis religiosa, un insecto inofensivo y muy depredador.

En el video, un joven la tomó con una mano y comenzó a jugar. Moviendo sus dedos como si fueran dos brazos, el joven no esperaba la reacción de la mantis, que con sus dos patas devolvió cada "golpe" de los dedos del joven como si fuera una clase de boxing.

La gran elasticidad y rapidez de las patas verdes de la mantis se asemejan a los brazos de un boxeador practicando punching ball en un gimnasio.

Quienes se encontraban presentes se divirtieron con la clase de boxeo del pequeño insecto, que después fue liberado para que siguiera su vida en total libertad y en su hábitat natural.