Una fundación que se encarga de rescatar animales maltratados en circos

En el 2014 se aprobó en México una ley que prohíbe el uso de animales en los circos. Esta medida ha sido buena, pero esto terminó por asesinar a miles de ellos, ya que quedaron en las calles.

Algunos fueron abandonados a su suerte o incluso sacrificados. La pregunta aquí es en dónde están aquellos que lograron sobrevivir. En este vídeo te mostraremos la desgarradora historia de aquellos animalitos que sobrevivieron al abuso en circos.

Para eso, Tavo Betancourt se acercó a la fundación Recica, donde se dedican a rescatar y cuidar animales que han sido maltratados en circos.

Del amor desinteresado hacia los animales nació esta fundación, en la que se albergan más de 170 animales de 19 especies diferentes, entre los que encontramos leones, hienas, tigres, papiones, pumas e incluso osos.

Muchos creen que se trata de un zoológico, pero esa idea está completamente equivocada, ya que la única misión es salvarles la vida.

Tavo estuvo visitando cada sector de la fundación, compartiendo todo un día con los animales que allí viven y conociendo en qué estado se encuentran y que problemas tuvieron que solucionar después de ser explotados en diferentes circos.

La mayoría de estos animales ha tenido consecuencias negativas en su salud, ya que el maltrato al que fueron expuestos fue tan cruel que dejó huella en sus cuerpos.

Una puma hembra tiene un trastorno hipocinético, es decir, de a poco va perdiendo el movimiento, y actualmente ya no puede caminar.

En cuanto a los papiones, en cuanto vieron a Tavo creyeron que tenía comida. Lolo, el papión más grande de todos, tenía un solo brazo, debido a que en el circo donde lo tenían pusieron su jaula junto a la de los leones, y justo cuando metió su brazo a la jaula, el león se lo arrancó de una mordida. Tras el incidente, fue rescatado por esta fundación y tuvieron que sedarlo en varias ocasiones, ya que se ponía demasiado agresivo.

Afortunadamente, la vida de Lolo ha cambiado y hoy vive feliz en este lugar.

Asimismo, Tavo recorrió los sectores donde viven los leones una pantera y otros animales, todos los cuales pudieron conseguir una vida normal y feliz en esta fundación. Mientras tanto, la ley de protección contra los circos se sigue aplicando en México, y solo deseamos que sea un alivio para los animales indefensos que sufren de estos abusos.