Una pareja busca adoptar a un perro y se enamoran de inmediato de una perrita rescatada de la calle

Cuando se trata de adoptar a un perro, es de suma importancia saber qué es lo que buscamos en una mascota. Todos los perritos tienen una personalidad y carácter diferente, y por ello es fundamental conocer cómo será el can que llevaremos a casa. Así lo hicieron Kathy y James, una pareja que deseaba adoptar a un nuevo perrito después de perder a su anterior mascota.

Kathy y James aman a los animales, especialmente a los perros. Ellos tenían a un adorable West Highland llamado Benji que los acompaño por 12 maravillosos años. Sin embargo, después de ese tiempo el pequeño falleció, dejando un gran vacío en Kathy y James. Es por ello que tras meses de haber perdido a su mascota, decidieron adoptar un nuevo perrito.

Para conocer al nuevo miembro de su familia, la pareja decidió dirigirse al refugio de Tia Torres, el refugio Villalobos del popular programa Pitbulls y convictos. Allí conocerían a varios perritos que resultarían estupendos candidatos para ser su nueva mascota, pero solo uno se ganaría por completo su corazón.

Esta pareja está preparada para adoptar a un perro y hallan al mejor candidato para unirse a su familia

La hija de Tia, Mariah, sería la encargada de encontrar al perro perfecto para Kathy y James. Ella con mucho gusto les presentó a cuatro adorables y cariñosos perritos. El primero de ellos fue Toaster, un perro con mucha energía, muy dulce y juguetón. A la pareja le encantó este perrito, pero decidieron darles la oportunidad a otros.

La siguiente fue la pequeña Melody, una perrita muy similar a Benji, la anterior mascota de la pareja. Esta perrita fue muy respetuosa, tranquila y dulce, sin embargo, Kathy y James necesitaban algo diferente en sus vidas. Posteriormente, la pareja conoció a Honky Tonk, una sabueso educada, juguetona y cariñosa también, pero no lograron conectar con ella.

Finalmente, era el turno de Little Boo, una adorable perrita que fue rescatada de la calle y llevada a Villalobos por una bondadosa persona. Little Boo al ver a la pareja de inmediato caminó hacia ellos, conectando rápidamente con ambos. Esta cariñosa perrita se ganó el corazón de Kathy y James, por lo cual decidieron adoptarla.

Antes de poder ir a su nuevo hogar, Little Boo tendrá que aprender a pasear con la correa, pues con su nueva familia tendrá paseos constantes y divertidos. Ahora Kathy y James tendrán una nueva integrante en su pequeña familia y podrán ser felices junto a Little Boo.