Una perrita con enanismo que por fin encontró un dueño que la ama

Esta pequeña perra de raza Pit Bull fue abandonada debido a la forma en que su cuerpo fue creciendo. O mejor dicho, la forma en que su cuerpo no creció, ya que sufre de enanismo desde su nacimiento.

Sin embargo, a pesar de haber sufrido este problema de desarrollo y de ser víctima de la crueldad de su antiguo dueño, ahora encontró a un dueño que la ama incondicionalmente, y así lo dejó demostrado en este video.

Su dueño la llamó ‘Sassy’, y ella sabe que es muy pequeña de tamaño, pero grande en fuerza y espíritu.

Sassy nació con enanismo (acondroplasia) a causa de un gen en su sistema, lo que hizo que se detuviera su crecimiento. Pero también tiene displasia de cadera, lo que le dificulta desplazarse con normalidad cuando camina.

Sassy tiene sus patas dobladas y no están muy desarrolladas. Por todos estos problemas de salud, varios veterinarios le advirtieron a su nuevo dueño que no viviría mucho tiempo.

Sin embargo, Sassy ya cumplió 5 años y demuestra todos los días sus ganas de vivir y la felicidad que siente cuando juega con su dueño. Y el amor de este último es fundamental para Sassy.