Una perrita feliz por el juego que descubrió y se lo enseña a los niños

Los perros siempre son cachorros, más allá de que crezcan y se vuelvan más grandes en tamaño, en definitiva ellos siempre quieren jugar y divertirse.

Cuando Flávia Douglas se detuvo hace unas semanas a comer en un restaurante con su familia en Brasil, no tenía idea de que la comida incluiría un espectáculo, en el que estarían incluidos varios niños y una perra.

Después de comer, sus hijos y sus primos decidieron salir a jugar fuera del establecimiento. Allí, rápidamente se hicieron amigos de uno de los perros de la cocinera del restaurante, que tuvo la amabilidad de enseñarles su juego favorito.

El video muestra solo un momento del juego, en el que una perra llamada Diana se deja deslizar por una pendiente, mientras los niños la miran y después la comienzan a imitar.

Douglas afirmó que los niños y la perra lo hicieron varias veces, y que todos se han llevado muy bien durante el tiempo en que estuvieron jugando.

Todos en el restaurante quedaron encantados e impresionados por el juego que compartieron como grandes amigos Diana y los niños.

La dueña de Diana, Vania Lucia, ha estado criando a la perra y a sus hermanos desde que nacieron. Diana aprendió el truco de su hija, a quien también le encanta deslizarse por la colina. Desde entonces, se ha convertido en su pasatiempo favorito.