Una perrita que enloquece de celos cuando su dueña acaricia a un peluche

Sucede que a veces, nuestras mascotas necesitan que les prestemos atención solo a ellas. Que las acariciemos y que no se interponga nadie más, ni otra mascota ni otro miembro de la familia. Ya hemos visto a perros celosos cuando una pareja de novios se besa o abraza. Los perros se colocan entre medio de ambos porque sienten celos.

Esta perra de raza Golden Retriever vivió algo por el estilo cuando su dueña se encontraba descansando en el sofá y comenzó a jugar con el perro de peluche que se había comprado en la semana.

Aunque trató de disimular su desagrado, esa actitud duró pocos segundos. Fue suficiente que su dueña acariciara al perro de peluche algunas veces para que esta bonita Golden Retriever, que se hacía la desentendida, lo tomara con su boca bruscamente y lo sacudiera en todas direcciones, en clara demostración de que no se sentía cómoda con la situación.

Su dueña, que estaba filmando todo, no pudo contener la risa y la sorpresa, ya que a pesar de que su perrita real se mostraba tranquila, le quiso hacer saber que no estaba nada de acuerdo con las caricias que le daba al perro artificial.