Zorrito bebé quedó atrapado en una cañería mientras su madre preocupada espera por ayuda

En algunas ciudades del mundo, es algo habitual ver zorros silvestres. En muchas ocasiones, estos animalitos se meten en lugares peligrosos para ellos, poniendo en riesgo su vida, tal como le sucedió a un pequeño zorro atrapado en una cañería. La madre de la criatura estaba preocupada, pero poco podía hacer ella para salvar a su zorrito, así que solo le quedaba esperar.

Por fortuna, un equipo de rescate de vida salvaje estaba allí para ayudar y se pusieron manos a la obra. El pequeño zorro estaba atrapado en aquella cañería, y lloraba pidiéndole auxilio a su madre, quien lamentablemente no podía hacer nada por ayudarlo. El equipo de rescate estaba haciendo todo lo posible por sacar al pequeño de allí lo antes posible, pero el zorrito no colaboraba.

Con una manguera, los rescatistas intentaban empujar al pequeño zorro fuera de la cañería, sin embargo, este la evadía. Uno de los rescatistas señaló que él podría agarrar al zorro sin complicaciones, no obstante, el pequeño hacía más difícil el rescate, pues se movía hacia atrás y hacia adelante, lo que imposibilitaba que pudiera tomarlo con su mano.

El zorro atrapado en una cañería dificultaba el rescate

Al ver que no podían sacar al pequeño con la manguera, comenzaron a dar golpecitos a la cañería para intentar que el zorrito se dirigiera a la salida. De un momento para otro, el zorrito caminó hacia atrás, hasta que el rescatista pudo tomarlo de la cola y sacarlo de la cañería. Al verlo, el pequeño estaba sucio y muy asustado, pero pronto estaría con su madre.

Durante todo el proceso de rescate, la madre del zorrito se mantuvo cerca para asegurarse de que todo iba bien. Una vez que el pequeño ya estaba a salvo, lo colocaron dentro de una jaula abierta para que su madre fuera a buscarlo. En el video se puede apreciar claramente que una de las patitas de la madre estaba en una posición extraña.

Probablemente, en algún momento sufrió un accidente y su pata sanó en un ángulo equivocado, pero ahora puede caminar bien y sin dolor. Al acercarse a la jaula, su cachorro la saludó e intentó por cuenta propia salir de allí. La madre ayudó a su pequeño a salir, y finalmente se marcharon juntos a casa.

Si deseas ver cómo fue el rescate del cachorro y el reencuentro con su madre, mira el siguiente video.