Abandonada en un cementerio, Angélica pudo ser rescatada gracias a Hope For Paws

Sabemos que la vida en la calle que cualquier perro tenga que experimentar debe ser algo difícil y cruel. Por eso la vida de esta perrita, que fue abandonada en un cementerio, no debe haber sido nada fácil.

Un lejano y remoto cementerio, a varios kilómetros de Los Ángeles, Estados Unidos, fue el lugar que tuvo que elegir sin opción esta perra. Hope For Paws, que no descansa un minuto en su lucha por mejorar la vida de los animales, llegó al lugar y comenzó a trabajar.

Los empleados del cementerio afirmaron que hacía pocas semanas se encontraba allí, y que la estuvieron alimentando cuanto pudieron.

Para poder capturarla, usaron perros calientes para atraerla. Y el plan tuvo éxito. Angélica, como llamaron a esta perra, se acercó a la comida y lograron colocarle la correa.

En el hospital veterinario se dedicaron a bañarla y dejarla con buen aspecto, sin descuidar por supuesto su salud. Unos días más tarde, Angélica tenía otra apariencia mucho más saludable y llena de felicidad.