Aerolínea le permite a un perro viajar junto a su dueña como un pasajero más en un vuelo a China

A día de hoy, son muchos los lugares en los que están prohibidas las mascotas, uno de ellos son los aviones. Por lo general, si un perrito viaja en avió, debe hacerlo en el área de carga, sin embargo, un video muestra cómo un Malamute de Alaska viaja en avión junto a su dueña. Descubre por qué este perro de gran envergadura logró viajar junto a su dueña.

Tanto en centros comerciales, como en el propio transporte público y muchos otros sitios más, nuestras mascotas son rechazadas con pretextos tontos. De acuerdo a las prohibiciones para que nuestras mascotas no pasen a ciertos lugares, se encuentran excusas como que son sucias, son molestas, entre otras.

Aun así, en algunas ocasiones estos establecimientos deben hacer una excepción a la regla, y es cuando una persona tiene un perro o mascota de apoyo. En estos casos, la mascota debe acompañar sí o sí a su dueño, y no se les debe separar por ningún motivo. Ahora bien ¿Si estas mascotas pueden hacerlo y se comportan bien, por qué el resto no?

El Malamute de Alaska viaja en avión al lado de su dueña discapacitada

La verdad es que es un poco absurdo, pero así funcionan los establecimientos. En cuanto al Malamute de Alaska que consiguió viajar en avión junto a su dueña, se debe a que él también es considerado un perro de apoyo, pues su dueña tiene inestabilidad emocional, por lo cual se le considera discapacitada.

Claramente, el perrito debía contar con sus registros y certificaciones que avalaran que, en efecto, era un perro de apoyo. El gran Malamute de Alaska se comportó a la altura, pues estuvo todo el tiempo junto a su dueña sin hacer ruido ni molestar a nadie. Muchos de los pasajeros aseguraron que el perrito se había portado mucho mejor que algunos niños que iban en el avión.

Y es que, ciertamente, un perrito bien entrenado puede comportarse bastante bien, e incluso mejor que las personas. Esperamos que algún día la sociedad comprenda que las mascotas no son molestas, ni sucias ni mucho menos, sino seres hermosos que nos brindan su compañía de forma incondicional, y es por ello que queremos llevarlas a todos lados, pues adoramos que nos acompañen.

Poco a poco las mascotas serán más tomadas en cuenta y llegará aquél día en el que puedas visitar cualquier establecimiento junto a tu amigo peludito.