Así fue cómo un perro con parálisis arrastrándose en una playa de Tailandia encontró un hogar en Canadá

Una mujer llegó a la playa y se encontró con una escena que desgarró su corazón: un perro callejero se arrastraba en sus patas traseras sobre la arena. Era incapaz de caminar, pero su cara no mostraba desesperanza ni amargura. Lo tomó entre sus brazos y lo llevó a una veterinaria.

Meagan Penman había ido de vacaciones a Tailandia. Allí pensaba descansar y disfrutar de la playa. Pero no imaginaba que no volvería sola a su país natal, Canadá, sino acompañada por un animal.

Estaba flaco y lleno de garrapatas. Lo nombró Leo y rápidamente comenzó a pensar qué haría con él. Abrió una página en Facebook para que lo acogiera un refugio de animales, pero no tuvo éxito.

Ya con los días contados para volver a Canadá, Meagan decidió que lo llevaría consigo en el avión. El veterinario le había dicho que Leo ya no volvería a caminar, y eso influyó aún más para llevarlo, ya que no lo quería dejar en ese estado en Tailandia.

Leo llegó a Canadá y fue a vivir con su nueva y amable dueña. A los pocos días le consiguieron una silla de ruedas para sus patas traseras. Leo recuperó su alegría y se mostró muy agradecido con Meagan.