Ayudando a Olivia, una perrita aterrorizada por el maltrato humano

Olivia era una perra que había sufrido mucho en el pasado, viviendo un hacinamiento que le hizo perder toda confianza y felicidad.

Por este motivo, Olivia desconfiaba de todo el mundo, era triste y no le gustaba jugar. El refugio Saving Paws Animal Rescue se encargó de hacer que esta perra recuperara sus ganas de vivir.

El proceso fue muy duro y requirió de mucha paciencia, ya que Olivia vivía asustada y aterrorizada. Así, fueron trabajando con ella día a día, para que de a poco fuera ganando confianza.

En los primeros días tampoco quería comer. Sin embargo, todo comenzó a mejorar en los días posteriores, cuando sí se animó a comer y a dejar que los veterinarios la acariciaran.

También comenzó a pasear por los alrededores del refugio, y finalmente, Olivia hizo amigos, con los que jugó y se divirtió después de mucho tiempo de miedo y desconfianza. Olivia todavía tiene un largo camino por delante, pero la peor etapa ya ha quedado atrás.