Bailey: el perrito que no deja de sonreír cuando escucha música

A las personas nos encanta la música. Nos gusta escucharla en casa, en el trabajo, en el coche, mientras corremos. La música parece aliviar nuestros días y a menudo acompaña momentos importantes de nuestras vidas.

En muchos casos, una melodía que nos gusta especialmente tiene un poder terapéutico y es capaz de calmarnos cuando estamos demasiado nerviosos o estresados.

¿Qué hay de los perros? ¿Alguna vez has pensado que tu cachorro también podría disfrutar de una melodía relajante?

Estudios recientes han demostrado que la reproducción de música tiende a calmar a los animales y hacerlos sentir cómodos en un nuevo ambiente. Como le sucede a Bailey, un Golden Retriever que causa ternura en las redes sociales por su reacción cuando la música que escucha deja de vibrar.

Los cachorros disfrutan escuchando ciertos tipos de melodías, especialmente la música clásica, que tiene el extraordinario poder de calmarlos y hacerlos sentir muy relajados.

El mismo estudio ha demostrado que la música pop y la música de radio en general no tienen los mismos efectos que la música clásica. Sin embargo, eso no impide que les agrade del mismo modo este estilo musical.

Bailey es un perro maravilloso que ha participado en muchos videos en las redes sociales, aportando alegría a todos sus seguidores con fotos y videos que causan gracia. Pero además de ser gracioso, Bailey es un gran fanático de la música.

Por lo menos así lo deja saber en este video, en el que sale junto a su dueño, quien toca la guitarra mientras su mascota escucha atentamente cada acorde.

Fíjate cuán alegre es Bailey, sonriendo ampliamente, cuán contento está, cuán tranquilo está con todo lo que hay en el mundo cuando su dueño toca la guitarra; pero, cuando el dulce rasgueo cesa, a Bailey se le borra la sonrisa de la cara. ¡Bailey no es un perro feliz sin música!

En esos momentos, su dueño comienza a tocar nuevamente la guitarra, y la sonrisa aparece otra vez en la cara de Bailey. Así varias veces.

Esto sugiere no solo que la música ayuda a los animales a relajarse, sino que les permite recuperarse más rápidamente de sus problemas de salud.

Al igual que los humanos, los perros son más capaces de sobrellevar sus experiencias negativas si se sienten tranquilos y satisfechos.