Cachorro perdió a su madre y se quedó esperándola por días en el lugar que la perdió

Los perritos sin duda pueden sentir tanto o más que las personas, y esta historia lo demostrará una vez más. Cuando un cachorro perdió a su madre, no pudo abandonar el lugar en el que la perdió. Un hombre que lo vio pensó que sería bueno adoptarlo, pues así no tendría que pasar necesidades y estaría en un lugar mejor.

Todo esto sucedió en China, sin embargo, el hombre que quiso adoptar al cachorro quiso permanecer en el anonimato. Cuando esta persona vio al cachorro, pensó que era de alguien, pues estaba muy bien cuidado. No obstante, al día siguiente volvió a pasar y le pareció extraño que continuara allí. Una vez más lo vio, y pensó que si lo volvía a ver, se lo llevaría a casa.

Y así fue, el hombre paso una vez más por el lugar en el que se encontraba el cachorro y decidió llevárselo a casa. A pesar de sus buenas intenciones, al día siguiente cuando el hombre salió de casa, el perrito aprovechó para salir corriendo de allí. El hombre lo siguió para ver a dónde se dirigía el cachorro, cuando llegó a su destino, no fue mucha sorpresa.

El cachorro perdió a su madre y no podía dejarla ir

El pequeño volvió al mismo sitio en que fue encontrado por esta persona, y se acostó allí. Era como si estuviera esperando algo o a alguien, pero el hombre no podía comprender lo que era. Finalmente, una mujer se acercó y dijo ‘¿Todavía sigues aquí?’ hablándole al perrito. Al ver esto, el joven le preguntó a la señora si sabía lo que había sucedido.

La señora le contó que no hace mucho su madre había sido atropellada por un irresponsable conductor que ni se detuvo a ver el daño que había hecho. La madre del perrito esta tendida en el mismo lugar en el que el cachorrito se lo pasaba ahora. Alguien recogió el cuerpo de la perrita fallecida y lo enterró, pero el cachorro continuaba esperando a su mamá.

Al conocer la triste historia del pequeño, el hombre le aseguró que nunca tendría que sufrir más. Fue así que decidió llevárselo a su casa, protegerlo y ofrecerle una vida llena de felicidad y mucho amor para que pudiera sanar ese gran dolor. Muchos perritos en las calles sin duda necesitan un lindo hogar que les brinde amor, por ello es mejor adoptar que comprar.