Cámaras de seguridad captan infraganti a una mujer arrojando a la basura una bolsa llena de cachorritos

Los perritos son adorables animales que pueden llenar de mucha felicidad cualquier hogar. Sin embargo, hay personas que parecieran no ver a estos animalitos como seres vivos y tienen la crueldad de abandonarlos como si de basura se tratasen. Cerca del festival de Música y Arte Coachella Valley, una mujer que abandonó a unos cachorros en un basurero.

Los cachorros que esta desalmada mujer dejó abandonados tenían apenas tres días de nacidos. Estos eran una mezcla de terriers y debido a su corta edad, el riesgo de no sobrevivir era aún mayor, pues las temperaturas ese día eran altas y los cachorros recién nacidos necesitan de su madre, pues deben ser cuidados y alimentados constantemente.

Una cámara captó el horrible hecho, cuando en horas de la tarde una mujer se acercó al basurero de una tienda de repuestos de automóviles. La mujer llegó en un Jeep y se bajó de inmediato con una bolsa de plástico en sus manos. En el video se puede observar cómo evalúa la posibilidad de desechar a los perritos en un basurero de reciclaje, luego cierra este contenedor y simplemente los lanza en un montón de basura.

Abandonó a unos cachorros en un basurero, pero por fortuna fueron salvaos a tiempo

Un hombre llamado John pasó por el basurero para rebuscar entre las bolsas. Mientras que buscaba algo que le fuera de utilidad, halló la bolsa que contenía a siete perritos recién nacidos. Al ver a los pobres e indefensos animalitos, de inmediato se dirigió a la tienda de repuestos y entregó la bolsa. Posteriormente, un oficial de servicios para animales llegó a la tienda para llevarse a los perritos al veterinario.

Por fortuna los cachorros fueron encontrados a tiempo y sus vidas pudieron ser salvadas. No obstante. Debido a su corta edad, los cuidados que requerían eran demasiados, y el refugio local no contaba con los recursos ni el personal necesario. Gracias a la organización MeoowsResQ, encargada de rescatar gatos de las calles, los cachorros pudieron recibir todos los cuidados necesarios, pues se dispusieron a ayudarlos.

Con la paciencia y el amor de estas personas, los perritos pudieron crecer y salir adelante. Después de todo, los cachorros fueron puestos en adopción y ya han encontrado hogares amorosos en los cuales vivirán muy felices.

La responsable del crimen fue arrestada por las autoridades días después de que abandonara a los perritos. En su vivienda se encontraron 38 perros, los cuales, por supuesto, fueron acogidos por el Servicio de animales del condado de Riverside.