Cómo viven el duelo los perros de servicio cuando su dueño fallece

Los perritos, al igual que cualquier otro ser vivo, pueden sentir un inmenso dolor al sufrir la pérdida de un ser querido. Sin embargo, ¿qué hay del duelo de los perros de servicio cuando pierden a sus dueños? Como sabrás, los perros de servicios son canes especialmente entrenados para ayudar a las personas con capacidades reducidas o discapacitadas.

Debido a esto, los perros de servicio pasan gran parte del tiempo con la persona a la que deben ayudar, lo que provoca que se cree un vínculo estrecho y muy especial. Por lo tanto, si su dueño fallece, el perrito se verá muy afectado, pues toda su rutina cambiará y notará de inmediato la ausencia de su dueño.

Durante su labor como perros de servicio, estos canes logran desarrollar un gran lazo afectivo con la persona a las que sirven. Además, el compromiso y la lealtad hacia sus dueños son muy fuertes. Siendo así, no cabe duda de que estos perritos sentirán la pérdida de sus dueños tan intensamente como lo haría un ser humano con cualquier ser querido.

¿Cómo es el duelo de los perros de servicio?: depende de varios factores

A pesar de que los perros de servicio pueden convivir con otros miembros de la familia de la persona a la que cuidan, sin duda el lazo con sus dueños es único. Al fallecer esta persona, dependerá de diversos factores cuánto tiempo pase para que el animalito viva su duelo. En primer lugar, la edad del perrito influirá, así como el tiempo que le haya prestado los servicios a su dueño.

Antes de retomar sus actividades como perritos de servicio, será necesario dejarles vivir su duelo tranquilamente, y por supuesto, deben contar con apoyo. De lo contrario, estos canes podrían deprimirse, teniendo repercusiones negativas en su salud. Asimismo, si no se deja que el animal viva su duelo, no podrá desempeñar correctamente su labor como perro de servicio.

Por lo tanto, queda comprobado que los perritos pueden sentir tan intensamente como nosotros, pues sufren la pérdida de sus seres queridos y son propensos a deprimirse de no contar con el apoyo y el tiempo necesario para vivir su duelo adecuadamente.

Esto aplica especialmente para los perritos de servicio, quienes desarrollan un vínculo bastante fuerte con sus dueños y necesitan de un tiempo prudencial para retomar su labor como perros de servicio.