Con una mascota en tu hogar la diversión está asegurada

La risa falsa es lo peor. Cuando lo notas, la risa falsa es un recordatorio de que algo, socialmente, está mal. Pero eso no sucede en absoluto cuando se trata de perros y gatos.

Estas mascotas son espontáneas, sencillas y ocurrentes. No te forzarás para que aparezca una risa cuando tu perro te espere para lanzar una pelota y su parte trasera se mueva cada vez más rápido. Simplemente sucede. Porque cuando se ve a un perro esperando una pelota, ¡es algo gracioso!

YouTube deja muy claro que los perros no tienen el monopolio del humor. Los gatos mascota también nos hacen reír con todas las cosas que hacen. Aunque tienen reacciones diferentes.

¿Pero qué animal nos hace reír más? ¿Las personas que viven con gatos se ríen más que las que viven con perros, o es al revés? ¿Y qué es lo que nos hace reír?

Tal vez la gente que vive con perros se vuelve loca cuando piensa en todos los momentos que vivió con su mascota, como cuando esta se prendió con su boca a una escoba, cuando apareció el perrito dentro de una caja o del día cuando salieron a pasear disfrazados por el vecindario.

Es verdad que los perros son más sociales, juguetones y que les gusta estar más tiempo con sus dueños, pero los gatos también ofrecen momentos divertidos a sus dueños. Como cuando comienzan espontánemente a “hablar” a sus dueños, cuando bailan o aparecen en lugares insólitos haciendo sus necesidades en el baño como si fueran un ser humano.

Lo cierto es que la risa, además de su componente positivo para la salud y el ánimo de las personas, es más a menudo provocada espontáneamente por algo que los perros o gatos hacen y que hace estallar a sus dueños de risa, tanto que muchas veces toman rápido una cámara para filmar todo y luego subir el material gracioso a las redes sociales.

Aunque los dueños de perros perciban a sus mascotas como más "juguetonas, activas, afectuosas y excitables" de lo que los dueños de gatos ven a sus gatos, lo cierto es que ambas especies de animalitos son graciosas y es imposible no divertirse con ellas.