Conductor deja subir a un perrito de la calle a su autobús como un pasajero más

Los perritos de la calle pasan por mucho, pues no tienen un hogar cálido, no siempre tienen alimento y deben enfrentarse a las inclemencias del tiempo, así como la maldad de algunas personas. Por fortuna, no todas las personas son malas, y algunas poseen un gran corazón. En Chile, un conductor dejó subir a un perrito de la calle a su bus para que pudiera descansar.

El conductor, llamado Cristhian Lizama, trabaja en Santiago de Chile conduciendo su autobús. Un buen día, un señor subió a su unidad de transporte, y detrás de él, curiosamente, iba un lindo perrito, el cual subió también al bus. Cristhian permitió que el can se subiera porque pensó que el perro era del hombre que acababa de subir y porque no le molestaba en lo absoluto la presencia del animalito.

Sin embargo, cuando ya estaba por finalizar la ruta que le correspondía, se percató de que el perrito seguía en el interior del bus, por lo que comprendió que era de la calle y seguramente estaba agotado. El conductor quiso compartir la historia en las redes sociales, por lo cual se dispuso a grabar la escena.

El conductor dejó subir a un perrito de la calle a su bus porque es amante de los animales

Cristhian señaló que a él no le molestaba que el perrito estuviera allí, pues amaba a los animales y comprendía que aquél perrito podría tener frío y estar cansado. Asimismo, indicó que no le importaban los comentarios de las personas que decían que el can ensuciaría los asientos. Además, argumentó que las personas podían ensuciar más los asientos que el propio perro.

De esta forma, enfocó con su teléfono (con el que estaba grabando) como su unidad de transporte estaba sucia a causa de los pasajeros, pues rayaban los asientos y dejaban envolturas y basura dentro del bus. Por otro lado, aseguró que no bajaría al perrito de su unidad, pues lo iba a dejar descansar.

Además, explicó que se encontraban muy lejos del punto en que lo había recogido. Por ello, no lo bajaría allí, pues no quería que el can se extraviara o estuviera desorientado al estar en una nueva zona. Sin dudas, Cristhian es un hombre bastante noble, pues hizo lo que pocos permitirían, que es dejar que un perrito se suba a su autobús y descanse en sus asientos.

Si quieres ver el video que grabó este bondadoso conductor en Santiago de Chile, puedes verlo a continuación.