Dumo es una cachorrita que no puede dormir tranquila por un trauma del pasado

Esta perra, llamada Dumo, es divertida y muy bonita. Tiene 4 meses de vida y pasa todos sus días jugando con su hermano Hanmo, con quien comparte los juegos y también descansan juntos.

Sin embargo, hay algo en Dumo a lo que no se le puede encontrar una explicación. En esta situación se encontraba su dueña, cuando veía todos los días cómo Dumo comenzaba a temblar y mover sus patas después de haberse dormido.

Al principio, su dueña pensó que sería un simple sueño, pero las reacciones se fueron acentuando y agravando, ya que cuando Dumo comenzaba a mover bruscamente las patas y el resto de su cuerpo, finalmente caía de la cama, despertándose sin comprender qué había sucedido.

Su dueña también intentó llevándola a pasear más seguido, para que Dumo liberara toda su energía y pudiera descansar sin problemas durante las noches. Pero fue todo en vano. Dumo seguía teniendo problemas de sueño.

Muchas veces su hermano Hanmo, al ver esta situación, intervenía tratando de calmar a su hermana con un abrazo para que se tranquilizara y no se lastimara. Así lograba calmarla durante un rato a Dumo.

También estaba la posibilidad de que fueran convulsiones. Por lo que ante la duda y viendo que esto se repetía todas las noches, su dueña la llevó a un veterinario, quien la revisó y pudo concluir que Dumo simplemente tenía un trauma que le había quedado del pasado.

El significado que encontraron los médicos veterinarios es que al mover de manera repetida y brusca sus patas, lo que Dumo quería expresar era su deseo de escapar. Todo hacía referencia a un pasado conflictivo, por el que Dumo y su hermano sufrieron mucho. Por este motivo, cuando Dumo dormía y soñaba con su pasado, trataba de huir como sea de aquella situación. Evidentemente, había quedado  atormentada por una madre que no hizo lo necesario para darles amor y tranquilidad al nacer.

Finalmente encontraron una solución al tormento nocturno de Dumo: le recomendaron una caja especial que sería su cama, en donde dormiría cómodamente, ya que esta caja aislaba los ruidos y las luces, dándole más tranquilidad en sus momentos de descanso.