El Husky que pasea en motocicleta con su dueño

Así como los seres humanos, los perros también necesitan dar paseos para recambiar la energía y entretenerse un rato. Pero Sox, un perro de raza Husky, se diferencia de la mayoría de los perros, ya que prefiere dar paseos en motocicleta junto a su dueño.

Después de aferrarse a los hombros de su dueño con sus dos patas delanteras, toman un camino tranquilo a bordo de la motocicleta. Para disfrutar aún más del paisaje, tuvieron la buena decisión de llevar gafas de sol.

Este hombre, que vive en Hawai junto a su perro, le ha enseñado cómo debe sentarse y viajar seguro a bordo de la motocicleta.

Sox aprendió muy bien las lecciones, y más allá de lo que se podría pensar, viaja muy cómodo y relajado, con sus dos patas sobre los hombros de su dueño y la cabeza también apoyada.

Sox disfruta tanto del paseo, que hasta se puede ver cómo sonríe mientras desde otra motocicleta es filmado por un amigo de su dueño.