El mágico momento en el que nace un pollito

La naturaleza nos vive regalando momentos mágicos que no dejan de sorprendernos de manera grata. Uno de estos momentos es el llamado "eclosión", que es cuando un pollito rompe el huevo donde fue gestado y ve la luz por primera vez.

Mucha gente se preocupa por los pequeños pollitos, pensando que están mal dentro de los huevos o que tienen que hacer mucho esfuerzo para poder salir de allí. Pero nada de esto es cierto.

Tal vez puedan estar un poco cansados al salir del huevo, pero es algo de lo que no debes preocuparte. Lo mismo ocurre cuando salen con sus plumas húmedas. Hay que dejarlos que se repongan y se sequen solos. ¡Ellos saben lo que hacen!

Minutos antes de la eclosión, comen la yema y la membrana de su cáscara de huevo, lo que les proporciona muchos nutrientes muy valiosos. Debido a que los pollos ya han ingerido los nutrientes de su caparazón, no necesitan volver a alimentarse hasta 1-2 días después de eclosionar. Algo para tener en cuenta.

Sin embargo, es muy importante que los pollos tengan agua durante las primeras 24 horas de su vida.

Este video nos muestra este maravilloso momento lleno de vida y belleza.