El mal momento que vivió un cachorrito en una escalera

Este hermoso perrito de pocos días de vida estaba en la escalera, y como era cachorro, tenía bastante miedo de bajarlas. Su madre ya había bajado y lo estaba esperando en el descanso.

Pero el cachorrito no sabía cómo descender por las escaleras, por eso titubeaba. Al no animarse a bajar todos los escalones, decidió volver sobre sus pasos, pero cuando ya estaba nuevamente en la cima de la escalera, una de sus patas resbaló y ya no habría vuelta atrás.

El cachorro de raza husky comenzó a rodar escaleras abajo. Mira de qué manera cae este tierno y dulce perrito sin nadie que lo pueda evitar. Rodó y se dio varios golpes, pero por suerte la escalera estaba alfombrada, así que no sufrió golpes demasiado duros.

La alfombra amortiguó bastante bien los golpes y por eso se reincorporó rápidamente. Una vez que ya estuvo en el descanso de la escalera, se unió a su madre, que miró a su cachorrito no entendiendo por qué bajó de esa manera.