El rescate de una perra abandonada que desconfiaba de las personas

La vida de Blossom fue, en un momento dado, una completa pesadilla. Esta pobre perra fue encontrada viviendo en el porche de una casa abandonada.

Varias personas intentaron atraparla para brindarle ayuda, pero sin éxito. Debido a que estaba tan horriblemente descuidada, Blossom estaba aterrorizada de permitir el contacto humano.

Un día, una mujer llamada Erika, que había estado dejando comida y agua en el porche para Blossom, le tomó una foto mostrando su estado y la publicó en las redes sociales.

Fue entonces cuando el equipo de WOOF Pet Rescue of Woodward, de Oklahoma, intervino y finalmente llevó a Blossom a un lugar seguro. Al día siguiente, Blossom estaba comenzando a abrirse a la gente bondadosa que no quería nada más que ayudarla para volver a tener una buena vida.

Horas después de ser rescatada, Blossom se bañó por primera vez, el que probablemente haya sido el primer baño de toda su vida.

WOOF comenzó a recibir gran cantidad de mensajes de los amantes de los animales preocupados por la salud y evolución de Blossom.

Antes de cumplirse un mes de su llegada a WOOF, Blossom recibió la mejor noticia de su vida. Sarah y Gary, quienes ayudaron a capturarla, siguieron de cerca su evolución mientras ella comenzaba a sanar, y decidieron adoptarla.

Después de un viaje más al veterinario, Blossom estaba lo suficientemente sana y feliz como para ser adoptada. Sarah recogió a su nueva mascota y Blossom ahora está segura en su nuevo hogar.