El verdadero carácter de un toro de "lidia": una verdad incómoda para los taurinos

Les presentamos a Fadjen, el "toro de lidia" que tuvo la fortuna de ser salvado por Christophe Thomas. Tras comprarlo en la ganadería Domecq, este buen hombre lo crió con toda la bondad y cariño con que todos los hombres debemos tratar a nuestros animales. Su destino era morir en una corrida después una larga agonía, bajo los aplausos de un público indolente. 
 
 
Esta relación con Thomas y Fadjen, nos ha demostrado ampliamente que esta especie es totalmente pacífica y amigable con los humanos. Fadjen se ha convertido en un símbolo de la no-violencia, y ha derrumbado los prejuicios fundados por el mundo de la tauromaquia. 
 
Dale "Me gusta" y déjanos tus comentarios.