Encuentran un Pit Bull amarrado en un bus de Transmilenio en Bogotá

Sea por el motivo que sea, abandonar a un perro es una acción vil y una muestra del espíritu oscuro y confundido que puede tener una persona cuando le hace algo así a un animal.

Es que si bien vemos solo una parte de la tristeza que sufren los perros cuando son abandonados por sus dueños, toda esta pena golpea profundo en la autoestima y en los sentimientos de los animales, no comprendiendo nunca por qué motivo una familia es capaz de abandonarlos de esta manera.

Gracias a María Fernanda Hernández, una mujer que tomó el Transmilenio en la estación El Tiempo de Bogotá para dirigirse a Portal Sur, este perro de raza Pit Bull pudo recuperar un poco de su confianza en la humanidad cuando esta mujer lo rescató.

María Fernanda lo encontró amarrado a una silla del bus para que no se pudiera mover para seguir a su dueño.

Esta joven actuó como persona noble y es un ejemplo a seguir para todos nosotros a los que nos gustan los animales.

Ella compartió la historia en redes sociales, en donde recibió mensajes de apoyo y también solicitudes para adoptar al Pitbull.

Después de pasar unas horas descansando tranquilamente en la casa de su rescatista, ahora este Pitbull Stanford consiguió una nueva familia.