Esta mamá pastor alemán disciplina a su cachorro a la hora de la siesta

Mandar a los niños pequeños a dormir y que permanezcan dormidos es uno de los mayores retos de la paternidad. Siestas tardías, el hambre, la alegría y el entusiasmo son las razones para que los niños eviten dormir. Y al parecer eso va para el mundo de los perros también.

Aunque ya hemos visto cientos de veces a cachorros tratando a toda costa de evitar quedarse dormidos, lo que este pastor alemán posee a la hora de la siesta es una sola cosa: demasiada energía.

En el video, Kali el cachorro comienza a jugar con sus juguetes mientras la madre pastor alemán intenta conseguir que se duerma. Cuando se da cuenta de que el cachorro se ha desviado de su cama, se levanta de un salto para ver qué está haciendo. Los instintos de su madre entran en juego mientras lo trae de regreso a su cama cómoda, y suavemente lo apoya allí para que se quede quieto y se duerma.

Quizás este pequeño perrito sólo necesitaba un poco de persuasión, pero tratar de que este cachorro se durmiera fue todo un desafío para esta mamá.