Esta perrita traviesa quiso escapar de su hogar, hasta que descubre que fue pillada

Los animales nunca dejan de sorprendernos con su espontaneidad. Hoy, te contaremos la divertida historia de un intento de escape por parte de Sadie, la perrita traviesa que aprovechando que estaba sola en casa decidió dar un paseo por el vecindario.

Todo comenzó una tarde cuando Sadie se dió cuenta que su humano la había dejado sola. Fue entonces cuando tuvo su primera oportunidad, al salir al patio y notar que la puerta estaba abierta, no pensó en desperdiciar el momento de salir corriendo y ladrando por doquier.


© Foto: YouTube / Ring

Una voz ‘del más allá’ detuvo a Sadie

Nada podía detener la fuga perfecta, nuestra peluda amiga no podía estar más contenta y lo demostraba ladrando para invitar a todos sus compañeros caninos a que la acompañasen a la aventura.

Pero de repente una voz que parecía venir de la casa la llamó por su nombre. Sadie inmediatamente se detuvo al sonarle muy familiar ese llamado, mirando hacia el lugar de donde provenía el sonido. Para su sorpresa, no vio a nadie familiar para ella.

La voz provenía del dueño de la casa y amo de Sadie, el cual, gracias a su moderna cámara de vigilancia con sensor de movimiento y altavoces, logró descubrir a su mascota y lograr que escuchase su llamado antes de que se escapara.


© Foto: YouTube / Ring

La obediente perrita no tuvo más remedio que hacer caso de esa voz, que le sonaba familiar, aunque no supo nunca de dónde provenía. Respecto a este divertido hecho, el dueño de Sadie comentó lo siguiente:

Recibí la alerta mientras estaba a 30 minutos de casa. Hablé a través de mi sistema de vigilancia y Sadie realmente escuchó, regresó al patio hasta que volví”.

Esto nos demuestra lo bien educada de la inquieta mascota, que sin saber de dónde provenía la voz, pero reconociéndola al instante, inmediatamente obedeció el mandato.


© Foto: YouTube / Ring

La historia de esta perrita tan obediente como traviesa, nos sirve para reflexionar y tomar las medidas necesarias con nuestras mascotas para protegerlas y evitar que, ante un descuido, puedan escaparse del hogar.

Muchas veces, los animales pueden huir de casa por diversas razones (tal como puede ser algún trastorno o ansiedad que puedan estar sufriendo). En cualquier caso, no encadenes ni mantengas confinadas a tus mascotas, ya que esto empeorará su situación.

Como buena alternativa, puedes sacar a pasear a tu mascota algunos minutos diariamente. También puedes revisar la seguridad de las salidas a la calle, o como en el caso del dueño de Sadie, considerar contratar un buen sistema de vigilancia.

Recuerda que eres responsable de lo que le ocurra a tu mascota, así que procura estar al tanto de todos sus comportamientos, y si notas algo inusual préstale especial atención, ya que ellos también forman parte de la familia y merecen bienestar.