Estas personas no dejarán de viajar con sus perros en el metro

En las grandes ciudades, el uso del metro es una de las mejores opciones de transporte cuando no se cuenta con un vehículo propio. En Nueva York, las personas suelen movilizarse por el metro, y lo mismo hacen aquellas que tienen perros como mascotas. Sin embargo, en dicha ciudad, se han prohibido a los perros en el metro a no ser que quepan en una bolsa.

De buenas a primeras, si escuchamos de esta prohibición, podríamos pensar que sólo se aceptarían en el metro perros de tamaño pequeño. Esto, porque cuando se hablan de perros en una bolsa, es lo primero que cruza por la mente. Como sabemos, los perros que se suelen llevar en bolsa serían los chihuahuas, pomeranias, yorkshire, y otros de tamaño pequeño.

No obstante, y gracias a la ambigüedad de esta prohibición, las personas han aprovechado su ingenio para continuar viajando con sus perros en metro. Como no se especifica el tamaño de la bolsa ni del perro, los dueños de canes han optado por usar bolsas y mochilas más grandes. De este modo, podrán llevar a sus perros más grandes con ellos al metro.

Nada les impedirá viajar con sus perros en el metro

Es por ello que, ahora, en el metro de Nueva York, es posible ver Lobos siberianos en grandes bolsas. También se han visto Pitbulls, Akitas, y muchas otras razas en su respectiva bolsa o mochila. Así que, técnicamente, todos están cumpliendo con la norma, pues sus perros caben en una bolsa, sea cual sea su tamaño.

Los perritos tienen derecho a viajar en metro, y ninguna prohibición debería ser impuesta en relación a esto. Y es que, a veces, la mejor opción para movilizarse de un punto de la ciudad a otro, es el metro. Y si una persona necesita viajar con su perro, no debería prohibírsele bajo ninguna circunstancia.

De cualquier modo, cada persona se las ha ingeniado para respetar la prohibición e igualmente viajar con sus perros en el metro. Resulta bastante divertido ver a perros grandes dentro de una bolsa o mochila. Y lo mejor de todo, es que se les ve muy a gusto allí.

¿Tú qué harías? ¿Meterías a tu perro en una bolsa o mochila? Sin duda, es muy ingenioso aprovechar lo poco específico de esta prohibición. Mientras no se aclare el tamaño de los perritos que están permitidos en el metro y los que no, aprovecha.