Este hombre no dudó en saltar de su bote al mar para salvar a varias tortugas enredadas en redes pesca

Para nadie es un secreto la gran contaminación que hay en los océanos por culpa del ser humano. Debido a esto, muchos animales que tienen la mala suerte de encontrarse con estos desechos terminan sufriendo las consecuencias, las cuales pueden llegar a ser mortales. A continuación podrás conocer cómo un chico hizo posible el rescate de cuatro tortugas que cayeron presas de la contaminación.

Un joven que se encontraba navegando por el mar, ya que es una de sus pasiones, se topó con lo que parecía ser un montón de basura. Rápidamente notó lo que en realidad era; un pequeño grupo de tortugas que habían quedado atrapadas en una red. El chico supo que debía ayudarles de inmediato, pues de lo contrario, morirían asfixiadas.

Fue así que decidió bajarse del bote para poder ayudar a las tortugas. Al principio el joven solo vio tres tortugas, a las cuales se dispuso a ayudar una por una. La primera era la que estaba menos enredada, y pronto pudo liberarla. Al hacerlo, se podía notar claramente la alegría que sentía aquella tortuga.

El rescate de cuatro tortugas resultó ser todo un éxito y una gran alegría para todos

La segunda tortuga también fue liberada de forma rápida y ahora era momento de liberar a la tercera. Esta tortuga estaba más enredada que las otras, por lo que fue necesario el uso de unas tijeras. El chico, con sumo cuidado, fue cortando poco a poco la red que se encontraba alrededor del cuello de la tortuga.

A causa del oleaje del mar, la tortuga cayó al agua con la red aún atorada a su cuello. Por fortuna, el chico actuó con rapidez y la tomó nuevamente para terminar de liberarla. Esta tortuga era muy joven y le estaba costando respirar a causa de la red. Gracias al chico, ella ahora estaba libre y podría continuar con su vida.

Cuando terminó de liberar a la tercera tortuga, se percató de la presencia de la cuarta tortuga, así que se dispuso a ayudarla también. Esta no se dejó agarrar fácilmente, pero era urgente ayudarla, pues su cuello estaba completamente enredado con la red. Cuando finalmente la pudo agarrar, con mucho cuidado retiró la red con unas tijeras y al fin fue libre.

Después del rescate, las tortuguitas pudieron continuar con sus vidas; todos estaban muy alegres de verlas en libertad. Esto nos demuestra la importancia de cuidar de los océanos, ya que de no hacerlo, ponemos en riesgo la vida de muchas especies animales.