Estuvieron a punto de aplicarle la eutanasia pero fue rescatado a tiempo

Emu era un perro que había sufrido demasiado con sus antiguos dueños. El peor momento fue cuando lo llevaron a un veterinario para que le aplicaran la eutanasia.

Afortunadamente, este veterinario de corazón amable sabía que todavía tenía mucha vida por delante y preguntó si podía llevarlo al evento Adoption Day de Sidewalk Specials.

Allí, Emu encontró a una persona que lo alojó en su casa, quien después lo llevó a Vet Point para iniciar el proceso de curación de su cuerpo.

Emu estaba nervioso al principio, pero cuando se dio cuenta de que estas personas estaban allí para ayudarle, empezó a salir de su caparazón. A pesar de todo lo que le había pasado, era muy amable y dulce.

Llegó el día de la adopción y su nueva familia adoptiva lo estaba esperando. Los miembros de la familia se pasaron todo el día sentados con Emu para que se sintiera seguro.

Dos meses después, Emu se transformó en Nutzie y toda su vida cambió por completo.

Con su mejor amiga, llamada Sahara, Nutzie juega todo el día y comparten momentos divertidos. La hora de jugar es el momento favorito de Nutzie, que ahora luce resplandeciente y recuperada.

¡Siempre es mejor adoptar que comprar un perro!