Foto de un perrito abandonado y deprimido en un refugio conmueve al mundo

Algunas veces en la vida debemos tomar decisiones difíciles por circunstancias que nos empujan a hacerlo. ¿Pero se justifica abandonar a tu mascota por problemas económicos? Tal fue el caso de Ritter, un perrito cuya familia afirma que se vieron obligados a despedirse de su fiel amigo. Lo dejaron en un refugio, pero él no comprendía qué pasaba y solo extrañaba a sus seres queridos, por lo que se deprimió.

La familia de Ritter estaba atravesando fuertes problemas económicos, por lo cual se vieron obligados a vender su casa, y además, tomaron la decisión de dejar a su “querida” mascota en un refugio. Finalmente se despidieron del perrito y se fueron, pero quien más sufriría por esta separación sería Ritter.

Al llegar al refugio y darse cuenta de todas las comodidades perdidas y la ausencia de su familia, el perrito de inmediato mostró su descontento y tristeza. Ritter se limitaba a sentarse en el interior de su jaula y mirar el suelo con un gesto en su rostro que reflejaba lo destrozado que estaba su corazón. Cuando los del refugio vieron su triste expresión, le tomaron una foto.


Fotografía: Facebook /Humane Society for Hamilton County (Indiana)

El perro fue dejado en un refugio por su familia y una foto de su tristeza le encontraría un nuevo hogar

La foto fue compartida por las redes sociales, y esta rápidamente se viralizó. Gracias a esto, Sophie Spenia, una chica que estaba en busca de un amigo peludito, conoció a Ritter y quiso adoptarlo. Ella, al ver la foto, sintió mucha tristeza por él, pues sabía que estaba pasando por una dura situación, así que quería ayudarlo y darle mucho amor para tratar de aliviar su pena.

Y así lo hizo, Sophie fue al refugio en donde se encontraba Ritter, pero ella se hallaba nerviosa, pues al saber que el perrito extrañaba a su anterior familia, temía que no fuera bien recibida. Sus miedos se disiparon rápidamente cuando comenzó a acariciar a Ritter y se dio cuenta de que este recibía sus caricias con mucha alegría y estaba muy emocionado.

Fue así que Sophie y Ritter se hicieron grandes amigos, y ahora ambos vivirían muy felices juntos. Por fortuna, este perrito encontró un nuevo hogar y poco a poco podrá sanar su corazón. Si bien es triste que la anterior familia de Ritter lo haya dejado atrás, por fortuna no lo tiraron a la calle como muchas otras personas lo hacen, permitiendo que Ritter encontrara una mejor familia.