Gata esfinge no les perdona a sus dueños haberla separado de sus gatitos recién nacidos

Con cada historia que conocemos, nos damos cuenta de que los animales, sin duda, pueden tener sentimientos fuertes y verse afectados por la pérdida de sus seres queridos y mucho más. A continuación te presentaremos la historia de Jjong, esta gatita es agresiva a causa de la pérdida de sus mininos y su actitud atemoriza a sus dueños.

No es de extrañar que una madre tras la pérdida de sus hijos se sienta devastada, y no es muy diferente en el reino animal. Nuestras propias mascotas pueden sentirse deprimidas y estresadas en caso de llegar a perder a sus crías, y eso fue justamente lo que le sucedió a Jjong. Esta era una gatita que fue adoptada por una pareja de abuelitos, los cuales le entregaron todo su amor. En el hogar también habitaba otro gato llamado Haru.

Con el tiempo, Jjong demostró ser una dulce gatita que se paseaba por la casa como cualquier otro gato, y cuando quedó embarazada, todos estaban entusiasmados. Sin embargo, al llevar a Jjong al veterinario se dieron cuenta de que uno de los mininos estaba rodeado por el cordón umbilical. Debido a la situación, los abuelos decidieron que Jjong tuviera a sus gatitos por cesárea.

La gatita es agresiva por una razón muy dolorosa

Durante el procedimiento, lamentablemente uno de los gatitos falleció. Tras la cesárea y después de llegar a casa, al poco tiempo Jjong perdió a tres gatitos más. Por supuesto, la gata se sentía muy triste, y toda esa angustia y tristeza se convirtieron en estrés y agresión. Debido a esta dolorosa experiencia, Jjong se tornó agresiva con sus otros gatitos, los cuales tuvieron que ser dados en adopción.

Posteriormente, Jjong comenzó a ser agresiva también con sus dueños, ocasionándoles heridas en la cabeza y el cuerpo. Los abuelitos tuvieron que colocar a la gata en una habitación, pues temían que los lastimara gravemente. Cada vez que iban a llevarle alimento o a limpiar su caja de arena, los abuelos debían colocarse una vestimenta de seguridad a fin de evitar ser heridos.

Cuando Jjong se colocaba agresiva y atacaba a sus dueños, Haru intervenía para proteger a los abuelos. Obviamente, Jjong necesitaba ayuda de un profesional. La veterinaria al ver el comportamiento de la gata quedó sorprendida.

Para ayudar a Jjong a lidiar mejor con su dolor, la veterinaria les indicó a los abuelitos que le colocaran un lugar pequeño y cómodo a la gata para que se sintiera segura, además, le recetó medicamentos, pero su recuperación requerirá de mucho tiempo.

Puedes ver el siguiente video con subitítulos en español dando play y luego en la opción "Mira este video en YouTube".