Gatos robándose la cama de los perros: ¿se saldrán con la suya?

La relación entre los perros y los gatos siempre es particular y brinda capítulos de diversa índole. Muchas veces, estos capítulos en las relaciones son muy graciosos, como en esta compilación, en donde los gatitos no tienen ningún tipo de contemplación ni pudor en quitarles las camas a sus compañeros de la casa.

Los perros tienen un carácter muy diferente a los gatos: son más amigables, compañeros y sociables. Mientras que los gatos son todo lo contrario. 

Por eso no extraña que a los gatos no les importe quitarles las camas a los perros. Ellos son egoístas, y no les interesa si los perros tienen que dormir en el piso.

Mira de qué manera los perros intentan con diversos métodos tratar de recuperar las camas que los gatos les han quitado. Te vas a sorprender al ver la indiferencia de los gatos y el enojo de los perros. 

Pero más allá de eso, son situaciones muy divertidas, ya que son peleas muy triviales e inofensivas. Y los dueños saben que es así, por eso no dudan en filmar las escenas.