Happiness, la perrita genio

Si bien los perros pueden ser entrenados para realizar muchos trucos y entender ciertos comandos o instrucciones sencillas, con Happiness sucede algo muy distinto. Happiness es, quizá, el perro más inteligente del mundo, pues entiende cada palabra que le dicen y no ha recibido entrenamiento previo para ello, lo cual es impresionante.

De acuerdo con su dueño, Happiness ha aprendido de manera natural, con la experiencia del día a día. Este perrito es capaz de entender muchas de las palabras que se le dicen, y puede entregarle una gran cantidad de objetos a su dueño cuando él se lo pide, e incluso cuando no. Además, para comprobar su inteligencia, se le realizaron una serie de pruebas, las cuales superó excelentemente.

También, para comprobar su capacidad de aprendizaje de nuevos términos, se le mencionó tres nuevos objetos los cuales no conocía antes (shampoo, cámara y batería) e impresionantemente, los memorizó de inmediato. Cuando su dueño le pidió por separado cada uno de estos objetos, el perrito acertó en cada uno.

El perro más inteligente del mundo entiende todo lo que le dicen y aprende rápido

Happiness puede entender cuando su dueño le pide su teléfono móvil, cuando le dice que está lloviendo le entrega un paraguas y cada vez que va al baño, Happiness le lleva el papel de baño a su dueño. También puede identificar un montón de herramientas distintas, desde palas, martillos y muchas más. Y si su dueño le dice que tiene hambre, el perrito puede tomar con su hocico una bolsa de ramen y sugerirle comerla e incluso qué echarle.

Este perrito es sumamente inteligente, pudiendo llegar a identificar no solo el objeto, sino su función. Al ver que el veterinario que le realizaba las pruebas escribía con un lapicero, cuando su dueño le pidió que le diera algo con lo que pudiera escribir, Happiness fácilmente supo que debía darle un lapicero y así lo hizo.

Este adorable labrador es capaz de identificar los siguientes objetos: escoba, control remoto, hojilla de afeitar, papel de baño, vasos, botellas, paños, papel periódico, paraguas, pelotas, cinta adhesiva, cucharas y otros utensilios, botas, billeteras, destapadores, y muchos otros objetos  más.

El veterinario estaba muy sorprendido con las habilidades de Happiness y el extenso lenguaje que comprendía. Este perrito superó con gran facilidad las pruebas que se le realizaron, demostrando y comprobando su gran inteligencia. En caso de que quieras ver a Happiness en acción, puedes ver el siguiente video.