Holanda: el país que logró darle un hogar a todos los perritos callejeros

Parece una utopía imaginarnos un país en donde no existan perros callejeros, pues todos tienen un hogar, pero no lo es tanto. En Holanda no hay perros callejeros, y todo esto es gracias a las medidas y políticas implementadas por el gobierno que, consciente de todo lo que estos animalitos pasaban, decidió tomar cartas en el asunto y solventar el problema.

Con esto, Holanda ha demostrado que con las medidas necesarias es posible socorrer a los animales que viven en las calles y darles un hogar. Por lo tanto, Holanda es sin duda el ejemplo que muchos otros países deberían seguir. Solo es cuestión de voluntad y querer de corazón ayudar a los animales.

Para lograr erradicar la presencia de perritos en las calles y darles una vida digna, las autoridades crearon un sistema para ayudar a todos los animalitos que se encontraran en situación de abandono. De este modo, los animales recibían atención médica, eran esterilizados y vacunados; estos estarían en una especie de refugio mientras encontraban su hogar definitivo.

Gracias a la voluntad y un sistema organizado, en Holanda no hay perros callejeros

Todos los costos y gastos resultantes de esta gran ayuda que se les brindaba a los animales fueron asumidas en su totalidad por el gobierno. Gracias a su organización, voluntad y dedicación, más de un 70% de la población canina de Holanda recibió atención gratuita.


© Foto: Getty Images

Además, para asegurarse de que los perritos callejeros fueran adoptados, el gobierno ideó otra excelente medida. Como bien sabemos, muchas personas aún se inclinan por la adopción, o incluso la compra, de perros de raza. Debido a esto, se elevaron los impuestos a los perros de raza. De esta manera, las personas preferirían adoptar a un perrito callejero para evitar pagar impuestos más altos.

Asimismo, se creó un cuerpo de agentes de la ley con la tarea exclusiva de cuidar, proteger y velar por el bienestar de los animales, así como asegurarse de que sus derechos fueran respetados y ninguno fuera víctima de maltrato, abuso o abandono.


© Foto: Getty Images

Este tipo de acciones logran que la fe en la humanidad sea restaurada, pues nos demuestra que sí es posible una sociedad en la que los animales sean respetados, tengan un hogar y sean protegidos por el gobierno. Realmente esperamos que más países se unan a esta iniciativa y hagan un cambio radical en pro de los animales.