Hombre que renunció a sus lujos para alimentar a miles de perritos callejeros pierde la vida

Un boliviano de nombre Fernando Kushner, mejor conocido como “Ferchy”, fue el protector de 1500 perritos de las calles de la ciudad de La Paz en Bolivia, pero lamentablemente no pudo ganar la batalla contra el Covid-19.

Este, fue un exitoso empresario que cambió su vida llena de compromisos empresariales, viajes y lujos, para dedicarse en cuerpo y alma al cuidado de las mascotas sin hogar que recorren las calles de la ciudad.

Conmoción en Bolivia por la partida del protector de animales

Al saberse la triste noticia, todos los que conocieron a Ferchy o sabían de su labor, lamentaron profundamente su repentina partida. Entre estos, se encuentra el alcalde de La Paz, Iván Arias, que expresó a través de las redes su pesar, y lamentó que el activista no pudiera ganar la batalla contra el coronavirus.

Ferchy dio su vida por las mascotas y nos dejó un mundo mejor. Paz en su tumba”, escribió Arias en su cuenta de Twitter, en donde también reconoció el legado de amor por los animales que este protegió en vida.

El alcalde junto a Ferchy, estaban adelantando un plan para registrar y esterilizar a la mayor cantidad posible de mascotas en situación de abandono mediante una alianza entre entes gubernamentales y la empresa privada.

Inclusive, el expresidente Carlos Mesa, recordó el legado de Ferchy. “Fue un ejemplo de cariño por las mascotas abandonadas y maltratadas a las que cuidó, alimentó y defendió" y aseguró que, "su pérdida deja un vacío en La Paz". Siendo estas, algunas de las acotaciones que hizo Mesa sobre el activista.

Como se mencionó antes, Fernando Kushner fue un reconocido ingeniero comercial que, en el año 2015, decidió dar un cambio radical en su vida rodeada de lujos y viajes. “Después de tener más de diez pasaportes llenos por haber viajado tanto, pienso que es época de devolver, porque ya he recibido mucho", Expresó en vida el activista.

Y pudo devolver con creces, ya que su ayuda alcanzó a más de 1500 perros atendidos por él mismo, brindándoles alimentación, vacunas, jornadas de esterilización, y adopción. Siendo, además, muy popular su campaña para recoger abrigos, esto con el fin de que durante el invierno las mascotas no pasaran frío.

El sueño de Ferchy era construir un Santuario dedicado a la atención integral de todos los animales abandonados, meta que sus amigos defensores de las mascotas le prometen continuar manteniendo vigente su legado de amor y respeto por estos seres indefensos.