Indignación por lamentable caso de maltrato animal de un guardia de seguridad a su perro de servicio

En Lima, Perú, concretamente en la comunidad de Chorrillos, se dio un caso de maltrato animal a plena luz del sol. Un trabajador municipal recibió la orden de permanecer de pie en un lugar bajo el sol con su compañero canino. Esto pasó durante un caluroso verano, por cual el perro se estaba quemando sus patitas con el ardiente asfalto.

Las personas que pasaban cerca, al ver la escena, no pudieron quedarse calladas. Muchos le pidieron al funcionario que por favor se parara bajo la sombra, pues su perro se estaba lastimando las patitas. Sin embargo, el hombre se negó varias veces y permaneció en su lugar. Mientras tanto, el perro se movía de  un lugar a otro, intentando desesperadamente aliviar su dolor y sufrimiento.

Para colmo, el perrito tenía un bozal que le estaba lastimando, este también lo sofocaba, además, se encontraba deshidratado. Ante el horrible acto de aquél trabajador municipal, alguien logró contactar con un policía. Este le pidió amablemente al hombre que se desplazara hacia la sombra por el bienestar de su perro, pero nuevamente se negó.

El pobre perro se estaba quemando sus patitas y ya no había vuelta atrás

Después de mucho insistir, el funcionario al fin reaccionó y atendió a la petición del policía. Cuando el perrito piso el asfalto frío bajo la sombra, se le notó el alivio de inmediato. Sin embargo, el daño ya estaba hecho. Este fuerte perrito sufrió heridas en las almohadillas de sus patas y fue trasladado con urgencia a un centro médico veterinario.

Allí, el perro recibió atención médica, y pronto se recuperaría por completo. A causa de este terrible incidente, la municipalidad de Chorrillos decidió retirar la brigada canina. Además de esto, envió un mensaje importante para todos aquellos que tuvieran mascotas. Es de vital importancia asegurarnos de que el suelo está a una temperatura adecuada antes de pasear a nuestros perros.

Esto se debe hacer especialmente en los días de verano. Pero si notas que el día está muy soleado, sal a la calle y coloca tu mano sobre el pavimento por unos 10 segundos. Si puedes tolerar perfectamente la temperatura del asfalto, entonces será seguro pasear a tu amigo canino.

No obstante, si te quemas a los pocos segundos, es mejor que permanezcan en casa. Y no te preocupes, ya habrá otro momento perfecto para salir y dar un buen paseo junto a tu mascota.