Insólito arresto: Dos perros fueron detenidos por la policía por jugar dentro de una fuente

Por increíble que parezca, en Ciudad de México dos perros fueron detenidos por cometer un ‘crimen’. Los dos caninos se encontraban con su dueña en una plaza, y tras ver lo que hacían, los oficiales de policía se dispusieron a mantener el orden y a detener a los perros en el acto. Además, la dueña de ambos canes también fue detenida.

Ahora bien ¿cuál era el crimen de estos dos cánidos? Pues ellos simplemente querían refrescarse en una fuente, y aparentemente, esto es considerado un crimen. La noticia sorprendió a todos los espectadores, pues a pesar de que muchos criminales reales salen impunes por sus delitos, estos inocentes animalitos tuvieron que pagar por solo querer refrescarse en un día muy caluroso.

La dueña de ambos perritos también fue detenida, los tres ‘criminales’ tuvieron que subir a la patrulla de policía. Por increíble que parezca, este ‘delito’ le costó a la dueña de los canes 13 horas de arresto. El comunicador que estaba presentando la noticia no podía tomarse el asunto con seriedad de lo insólito que le resultaba.

Estos perros fueron detenidos solo por divertirse

Este tipo de noticias nos dejan ver fácilmente lo al revés que está el mundo y la sociedad actual en la que vivimos. Mientras que hay muchas personas que cometen abuso y maltrato animal, la justicia no hace nada por defender a estas víctimas y se preocupa más por detener a unos perritos que solo estaban jugando en una fuente.

Sinceramente, es incomprensible cómo se puede considerar un delito jugar en una fuente, especialmente si son animales inocentes que solo siguen sus instintos. Es decir, es tan absurdo como que unos padres sean detenidos porque sus hijos jugaban en una fuente. En fin, la mujer dueña de los perros tuvo que cumplir 13 horas de arresto, solo por eso; porque sus mascotas se divertían y refrescaban.

Por otro lado, muchos internautas manifestaron su descontento con las acciones de los policías y del juez que dictaminó la sentencia de la mujer. Las palabras que usaron para describir el actuar de las autoridades fueron ‘indignante’, ‘vergonzoso’, ‘ridículo’, ‘patético’, entre otras.

Por supuesto, las bromas no se hicieron esperar, y es que la noticia es tan insólita que parece un chiste ¿Y tú qué opinas? ¿Consideras que realmente es un delito lo que estos perritos y su dueña hicieron? Lo cierto es que, de ser un crimen o no, hay peores delitos que se llevan a cabo diariamente y sus autores continúan en libertad.