Joven ayuda a salvar una perrita del sufrimiento de las calles y nos relata todo el proceso

Existen pocas cosas más crueles que ver cómo un perro es abandonado, después de haber tenido una vida feliz y de haber aportado tanto amor a su familia.

Lola es una perrita que se encontraba en esta situación. Después de haber tenido una familia que la amaba, por detalles que se desconocen, su vida dio un giro triste cuando tuvo que sobrevivir en las calles de Tijuana.

Fue encontrada en un terreno abandonado por los equipos de rescate de Badabun y Jukidog. Estaba hambrienta, herida y sin protección.

Al llevarla a un veterinario, se enteraron de que tenía heridas en su piel y pulgas, por lo que comenzó un tratamiento.

Pero debido a que no comía, la llevaron nuevamente. Encontraron que tenía muchos parásitos, lo que le provocaba anemia y le quitaba el hambre.

Finalmente, y después de unas semanas, a Lola pudieron darle un baño, ya que antes no podían hacerlo debido al tratamiento que estaba llevando a cabo.

Hoy en día, Lola ya está completamente sana y recuperada. Su aspecto mejoró notablemente y solo espera ser adoptada por una familia que la ame.