La curiosa historia de un gatito con cuatro orejas y un solo ojo

Cuando las personas ven a este gato llamado Frankie, lo primero que advierten de manera unánime es que le falta un ojo. Pero mirándolo un poco más detenidamente, hay algo que llama aún más la atención: ¡tiene cuatro orejas!

Frankie fue llevado al refugio de animales en el que trabaja Georgina Dagg, y desde el comienzo fue una gran sorpresa para todos los veterinarios, ya que su aspecto era extraño.

Básicamente, esas dos orejas solo son pedazos extra de piel, por lo que no puede moverlas, pero sin duda se puede decir que cuando lo están tocando, le encanta que se las froten. Frankie vivió en la calle mucho tiempo y llegó al refugio para que le quitaran el ojo deforme.

Después de la cirugía, Georgina fue la encargada de ocuparse de la recuperación de Frankie, por lo que no pudo resistirse al encanto particular de este gatito. Es como si se hubiesen elegido mutuamente.

Si bien ella ya estaba acostumbrada a tratar con gatos de manera cotidiana todos los días, Frankie causó una gran impresión en la mujer. Y entonces ella decidió adoptarlo.

Lo llevó a su casa para que se recuperara de la cirugía en su ojo. Hoy en día, en su nueva vida, Frankie enseña a los gatos a socializar y a ser un gato amable, ya que muchos de ellos son antisociales y no les gusta el contacto con las personas.

Lucious es el otro gato de la familia, y le encanta estar cerca de Frankie jugando durante muchas horas. Lucious viene aprendiendo mucho de Frankie, debido a que siempre fue un gato tímido y distante, pero con la llegada de este particular gato de un solo ojo, se hizo más sociable.

Tal vez el propósito de Frankie sea simplemente hacer que todos estén felices, demostrándole a todo el mundo alrededor que no tiene que ser perfecto, no tiene que parecerse a todos los demás gatos para tener valor o para que lo quieran.

A pesar de todo lo sufrido en su mala vida pasada, Frankie tiene una naturaleza realmente luchadora. Cuando se trata de jugar, es un verdadero gato amable y lleno de energía. Será muy feliz con su nueva madre.