La divertida disputa por una cama entre perros y gatos

Quien tiene en su hogar un gato y un perro como mascotas, ya sabe que cada nuevo día comienza otro capítulo de anécdotas y situaciones divertidas que regalan los animales.

Más allá del mito y de lo que hemos aprendido de niños, lo cierto es que tanto perros como gatos suelen tener muy buenas relaciones y terminan siendo amigos cuando viven bajo un mismo techo.

Pero la amistad y los buenos modales tienen un límite. Y es justamente una confortable cama la que se interpone en la buena relación de amistad que mantienen estos bellos animales.

¿Quién es el dueño de la cama? ¿El gato? ¿El perro? Las familias acostumbran a tener una cama para cada mascota, pero a veces los gatos encuentran más cómoda la cama de los perros, y no tienen ningún problema en apoderarse del espacio y no ceder lugar cuando los perros reclaman con razón el espacio arrebatado.